Alimentación y Diabetes

Recomendaciones nutricionales para prevenir y controlar la diabetes

  • La ayuda de un especialista es fundamental para lograr una alimentación saludable. El método del plato, por ejemplo, es un sistema utilizado en el control y prevención de la Diabetes tipo 2.

La Diabetes Mellitus (DM) se caracteriza por trastornos del metabolismo de la glucosa, anormalidades en el nivel de las grasas, proteínas y posiblemente en los micronutrientes de los pacientes. Por lo mismo, una correcta alimentación es clave para su tratamiento[1].

Según la Fundación española para la Diabetes, el objetivo de una dieta para personas con esta enfermedad es mantener la glucemia en límites adecuados, modificando la ingesta de los alimentos con medicación y con actividad física, además de normalizar el perfil lipídico, mantener un buen control de la tensión arterial y un apropiado control del peso.

Para seguir una dieta equilibrada, existen diversos sistemas que los afectados pueden usar con el apoyo de especialistas. Uno de ellos es el método del plato, una manera visual de entender la composición que deberían tener las comidas, capaz de crear menús variados y sanos, por lo que es ideal para prevenir y controlar la diabetes tipo 2.

Con el fin de facilitar su comprensión, la Asociación Americana de Diabetes[1] ha recomendado los siguientes pasos para utilizar efectivamente este método:

  1. Usando un plato de cena, trace una línea a la mitad. Luego divida nuevamente a la mitad la parte izquierda, de manera que el plato quede dividido en tres secciones.
  2. En la sección más grande, incluya vegetales sin almidón como espinaca, zanahoria, lechuga, verduras, col, brócoli, coliflor, tomates, cebolla, pepino, betabel, betarraga, champiñones, pimientos y nabo.
  3. Tras esto, en una de las secciones más pequeñas, puede añadir granos y alimentos con almidón como pan de grano integral o centeno integral; cereal de grano integral con alto contenido de fibra; cereal cocido como avena o sémola de maíz; también alimentos como arroz, fideos, tortillas arvejas cocidas, papas, maíz, camote o zapallo.
  4. Después, en la otra sección pequeña, incorpore una proteína, entre ellas pollo o pavo sin piel, pescado como atún y salmón, mariscos como almejas, ostras o cangrejo, además de cortes magros de carne o cerdo, como solomillo o lomo. También puede incluir tofu, huevos y queso con bajo contenido de grasa.
  5. Si su plan de alimentación lo permite, puede añadir una porción de fruta o producto lácteo.
  6. Además, puede agregar grasas saludables en pequeñas cantidades, y en las ensaladas incorporar ingredientes como frutas secas, semillas, palta y aderezo.
  7. Para completar su plato, tome bebidas de bajas calorías como agua, café o té sin azúcar.

 

[1] Nutrición. Asociación de Diabetes Madrid. En: https://diabetesmadrid.org/vivir-con-diabetes-tipo2/nutricion/

[1] Recomendaciones nutricionales. Fundación para la Diabetes Novo Nordisk. En: https://www.fundaciondiabetes.org/infantil/208/recomendaciones-nutricionales

[1] Asociación de Diabetes Madrid (2017). ¿Sabes cómo hacer un menú equilibrado? ¿Conoces el método del plato? En: http://diabetesmadrid.org/metodo_del_plato/

[1] Asociación Americana de Diabetes. Método del plato. En: http://archives.diabetes.org/es/alimentos-y-actividad-fisica/alimentos/planificacion-de-las-comidas/mtodo-del-plato.html