Corazón

Enfermedades cardiovasculares: principal causa de muerte en personas con diabetes

  • Estos pacientes tienen un alto riesgo de desarrollar patologías como angina, infarto agudo de miocardio y muerte súbita.

Las principales categorías de diabetes son tipo 1, tipo 2 y la diabetes mellitus gestacional, según el Atlas de la Diabetes de la Federación Internacional de Diabetes. Sin embargo, la diabetes tipo 2 representa la gran mayoría de casos a nivel mundial (alrededor del 90%), de acuerdo con la misma organización.

El riesgo se amplía si esta enfermedad no controlada se asocia a lesiones en los vasos sanguíneos, lo que vuelve a los pacientes más vulnerables a daños originados por hipertensión y facilita la acumulación de depósitos grasos en las paredes de las arterias (ateroesclerosis).

Como indica la Federación Internacional de Diabetes (FID), los niveles continuos de glucosa en sangre, incluso por debajo del umbral de diagnóstico de esta patología, se asocian con una amplia variedad de enfermedades cardiovasculares que, conjuntamente, comprenden la causa principal de la morbilidad y la mortalidad en las personas con diabetes.

La misma institución expresa que el riesgo relativo de las afecciones cardiovasculares varía de 1,6 a 2,6, pero que dicho peligro es mayor entre los jóvenes e, incluso, alcanza un valor superior en las mujeres.

¿Qué se puede hacer al respecto?

El riesgo de las consecuencias de las enfermedades cardiovasculares en personas con diabetes se puede reducir, a partir de la disminución de la hipertensión y de los niveles altos de glucosa, así como la ingesta de medicamentos que reducen el colesterol.

De acuerdo a la FDI, “estas metas se pueden conseguir con la implementación de enfoques basados en sistemas de salud de atención médica en equipo con los administradores de casos, registros clínicos, herramientas para la toma de decisiones y la concienciación de los pacientes. Además, el riesgo a largo plazo para las personas con diabetes se reducirá con enfoques a nivel de comunidad y poblacional que faciliten el aumento de la actividad física y de dietas ricas en frutas y verduras, granos integrales, fibras de cereales y grasas saludables”.